A LA BRASA POR FAVOR


carne a la brasa

A todos nos encantan las comidas a la brasa, no solo por lo que en sí conlleva su elaboración sino por todos los beneficios que aportan a nuestro organismo.
Te desvelamos algunos de los secretos de comer la carne, pescado y las verduras a la brasa :
Los alimentos se cocinan en su grasa natural, sin aceites, mantecas ni otros complementos calóricos añadidos, con lo que son comidas mucho más ligeras, lo que ayuda mucho al sistema digestivo.
Otra de las ventajas que tiene la brasa, es que contribuye a realzar el sabor natural tanto de las carnes como de las verduras o los pescados, descubriéndonos su verdadera naturaleza.

Las salsas o las preparaciones muy elaboradas, a veces enmascaran el verdadero sabor de un alimento, la cocina a la brasa descubre la autenticidad del sabor de cada pieza.
En ocasiones, las preparaciones largas y elaboradas tienen como consecuencia que los alimentos pierdan  nutrientes en el proceso.

En el caso de la carne y las verduras o pescado a la brasa, los nutrientes se mantienen intactos durante todo el proceso, de modo que es una preparación que se puede definir como más beneficiosa para el organismo.
Al cocinarse a fuego lento, la carne mantiene mejor su terneza y jugosidad natural.
Una pizca de pimienta y un poco de sal basta para preparar una sabrosa carne, un jugoso pescado y tiernas verduritas a la brasa.

La comida a la brasa con su ausencia de salsas y condimentos elaborados y calóricos ayuda a que consumamos menos calorías.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies